Indochina tiene algo especial que llama a muchos viajeros y les invita a realizar un viaje que les cambiará la vida. Desde Mapaplus le invitamos a visitarla y para abrirle el apetito, le presentamos 10 curiosidades sobre Indochina que seguro le resultan cuanto menos interesantes.

 

  1. Consigue lo que te propongas, pero hazlo con una sonrisa. No conseguirás nada subiendo la voz, y mucho menos enfadándote. Pero si sonríes y pides las cosas con cortesía te abrirán hasta las puertas de sus casas.

 

  1. El lema básico para comprar es “Same, same, but different” (‘igual, igual, pero distinto’), que hace referencia a las copias de todo tipo de objetos, desde cuadros de Andy Warhol hasta zapatos de alta gama.

 

  1. Es hora de afrontar prejuicios, sobretodo culinarios. Los insectos, esos animales que muchos nutricionistas prevén que se convertirán en la comida de futuro, son nutritivos, crujientes y sabrosos. Un kilo suele costar unos 60 céntimos.

 

  1. Los monjes y la mili. En estos países es tradición convertirse, durante tres o doce meses, en monje budista. No es obligatorio, pero la creencia Theravada dice que quiénes lo hacen dan la oportunidad a sus padres de reencarnarse en una vida mejor.

 

  1. Nunca digas Saigón. Los vietnamitas sólo se refieren a la ciudad con el nombre actual de Ho Chi Min City, en honor al líder de la revolución comunista. Fueron los franceses los que pusieron el nombre de Saigón en 1862, y también a la zona que rodea la metrópolis: la conocida Conchinchina.

 

  1. El ingenio bélico no tiene límites. Y es que para ellos tiene mucho mérito derrotar a una superpotencia como Estados Unidos. La Guerra de Estados Unidos (La Guerra de Vietnam) activó la creatividad de los soldados vietnamitas. Los diminutos túneles de Cu Chi, a una hora de Ho Chi Min City, recorren más de 200 km de escondite subterráneo e incluyen diversas trampas que pueden ser mortales.

 

  1. El Mekong invita a la reflexión. Las abruptas montañas de Laos hacen muy difícil cruzar la frontera entre este país y Tailandia, por lo que muchos turistas prefieren pasar un par de días sobre un barco de madera hasta llegar a su destino. Viajar sobre el río Mekong es algo inolvidable. El lugar ideal para platearnos qué queremos hacer en la vida.

 

  1. Trabajo, trabajo y trabajo. La mayoría de gente trabaja todo el día, desde la mañana hasta altas horas de la noche. Es por eso que siempre hay gente en la calle, vendiendo, comprando o intercambiando productos y servicios.

 

  1. Nunca creas a los conductores de tuk tuk. Jamás te puedes fiar de un conductor que te proponga un viaje baratísimo, porque en realidad te va obligar a parar en diversas tiendas para llevarse una comisión.

 

  1. Angkor no se visita en un día. Podrá disfrutar de un imprescindible conjunto de templos del siglo IX que se expande sobre 400 kilómetros cuadrados de jungla camboyana. El símbolo por excelencia es la ‘Ciudad del Templo’ o Angkor Wat, pero éste es sólo el inicio de la aventura.

 

Sin duda, Indochina constituye toda una experiencia que quedará grabada en su mente para siempre. Si decide visitarla, esperamos que disfrute de su estancia.

Indochina