Los increíbles paisajes naturales de Noruega, convierten a este país en uno de los más bonitos del mundo. En este país se puede encontrar con montañas muy escarpadas, acantilados abruptos, fiordos que parecen paraísos, iglesias y pueblos de cuento, cuevas de hielo y un sinfín de lugares preciosos y de experiencias enriquecedoras.

Desde Mapaplus le invitamos a visitar este magnífico país, y para poder conocer su lado más salvaje le indicamos una selección de lugares curiosos que no debe perderse si visita Noruega:

  1. Sognefjord, un fiordo impresionante

A 75 kilómetros al norte de Bergen se encuentra el fiordo Sogn, con una superficie de 204 kilómetros. Está rodeado de acantilados que pueden llegar a superar los 1.000 metros de altura, y tiene gran profundidad, ya que llega a estar por debajo del nivel del mar (hasta a 1.300 metros). Rodean este magnífico fiordo numerosos pueblos con mucho encanto, murallas de roca, cascadas y un precioso manto verde especialmente en verano.

  1. El Glaciar Jostedal y su catedral natural de hielo

El glaciar esconde en Nigardsbreen una asombrosa cueva similar a una catedral de hielo que no dejará a nadie indiferente. Esta cueva se descubrió por casualidad en 2006, cuando el glaciar empezó a retroceder y se creó una apertura natural (de aproximadamente 5 metros) que descubría esta obra maestra.

  1. Iglesias de madera que parecen de cuento

En Noruega hay muchas iglesias de madera que merece la pena visitar, ya que se trata de auténticas obras de arte en medio de la naturaleza. Un buen ejemplo es la iglesia de Borgund, construida a mediados del siglo XII y casi sin cambios, ha sobrevivido durante 800 años.

  1. Trolltunga, la roca que parece levitar

Esta roca se llama Trolltunga (lengua del troll), y se encuentra por encima del pueblo de Skjeggedal en el municipio de Odda. Destacan la forma y el lugar donde está situada, ya que asoma en un abismo de 1.100 metros de altura.

  1. Røros, el pueblo que parece sacado de un cuento navideño

Røros es un municipio que parece congelado en el tiempo. Sus decenas de pequeñas casas de madera históricas se reparten en un paisaje ondulado y boscoso que bien podría protagonizar un cuento navideño.

  1. Las montañas Kjerag y los acantilados más profundos del mundo

Las montañas Kjerag, o Kiragg, tienen una altura máxima de 1.110 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, como se han erosionado de una manera muy peculiar, los abismos en caída vertical son casi tan altos como las propias montañas. Aquí podrá encontrar algunos de los acantilados más pronunciados del mundo con paredes de más de 1.000 metros de caída libre.

  1. Flam, el paraíso en la montaña

En pleno corazón del fiordo Aurlandfjord, se encuentra uno de los paisajes más deslumbrantes de Noruega, el pueblo de Flam. Lo podrá encontrar bordeando un río a lo largo de 20 kilómetros en uno de los más bonitos paseos en tren del planeta, y rodeado de picos nevados y granjas pintorescas. Está situado entre abruptos barrancos espaciados por laderas agrestes, cubiertas de bosques y con centenares de cascadas en altura. En definitiva un lugar de ensueño perfecto para encontrarse a uno mismo y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Si quiere conocer otros lugares curiosos de Noruega, lugares muy naturales con los que poder conocer el lado más oculto y precioso de este increíble país escandinavo, no se pierda nuestro próximo post donde le seguiremos contando.