Si hablamos de Amsterdam, estaremos hablando de la capital europea con más monumentos y museos por kilómetro cuadrado. La combinación de un ambiente histórico del siglo XVII con la mentalidad de una metrópolis moderna conceden a Amsterdam un entorno agradable y relajado. Sus edificios, la intimidad de sus calles, canales y plazas crean una atmósfera que hace que esta ciudad sea única y en la que se respira tolerancia y cordialidad.

Amsterdam presume de que ninguna otra capital europea tiene tantos monumentos y museos por kilómetro cuadrado y de reunir iconos culturales como el Museo van Gogh, la Casa de Ana Frank, el Museo Hermitage de Amsterdam y el Rijksmuseum, donde se expone la mundialmente famosa “Ronda de noche” de Rembrandt.

La ciudad, la capital oficial de los Países Bajos, está situada entre la bahia de IJ, al norte, y las orillas del río Amstel al sureste. Fue fundada en el siglo XII como un pequeño pueblo pesquero, si bien en la actualidad es la ciuad más grande del país, y un gran centro financiero y cultural de proyección internacional.

Escapada a Amsterdam con MapaplusEl centro histórico de la ciudad fue construido en gran parte en el siglo XVII, y es hoy en día uno de los centros históricos más grandes de Europa. En aquella época se construyeron una serie de canales semicirculares alrededor del casco antiguo ya existente de la ciudad. Después se edificaron las nuevas calles que ahora habían sido creadas con casas y almacenes en un estilo típico holandés, que es una de las más famosas imágenes de Amsterdam y del país. Al igual que otras ciudades de Europa septentrional con abundancia de agua, como Brujas, Hamburgo o Estocolmo, es conocida coloquialmente como la “Venecia del Norte”.

Si algo destaca en Amsterdam es su gran sistema fluvial, que con más de 75 kilómetros da origen a más de 1.000 puentes y a más de 2.500 casas flotantes, donde viven miles de familias.

Otro icono de Amsterdam es la enorma cantidad de bicicletas. De hecho, casi todas las calles principales tienen vías para ciclistas y se puede dejar la bicicleta en prácticamente cualquier sitio. En el centro conducir en coche es complicado, pues las tarifas de aparcamiento son muy altas y muchas calles son peatonales o para ciclistas.

Además de los museos que hemos mencionado al principio, es imprescindible la visita a la plaza Dam, la más importante de Amsterdam, y que marca el punto donde se encontraba la primera presa del río Amstel en el siglo XIII.

La Plaza Dam es el lugar en torno al cual fue creada la ciudad y se encuentra rodeada de monumentos y edificios entre los que destacan el Monumento Nacional -ubicado en el centro de la plaza, es un obelisco de 22 metros de altura que fue construido en homenaje a los soldados holandeses caídos en la Segunda Guerra Mundial- y el Palacio Real -palacio neoclásico construido entre 1648 y 1655 que fue utilizado como ayuntamiento en sus orígenes y que actualmente es la sede de diversos actos oficiales.

Entre las zonas más populares de la ciudad se encuentra el Barrio rojo, por el color de las luces que iluminan los locales donde se exhiben, en una especie de escaparates, las prostitutas que rabajan en esta zona de la ciudad.

También destacan los coffe shops -donde está legalizada la venta y el consumo de marihuana; la plaza Leidseplein -conocida como uno de los centros de animación más atractivos de Amsterdam; o el Mercado de las Flores.

Mención especial merece Volendam, un pueblo de pescadores situado a 20 kilómetros al noreste de Amsterdam, entre Edam y Marken y que merece la pena visitar. Actualmente, junto a la pesca, el turismo se ha convertido en la forma de vida de los más de 20.000 habitantes de Voldendam.

En Mapaplus le ofrecemos diversos tours para conocer esta ciudad y en compañía de nuestros guías poder conocer todos los rincones de esta capital europea de la cultura y los museos. Haga click aquí para más información.