Lo prometido es deuda. Esta semana les traemos las 8 mejores ciudades para pasar una noche de Halloween de lo más intrigante y misteriosa.

Descubrir HalloweenHemos recorrido Europa buscando esos territorios que por una sola noche mudan su aspecto, se transforman y se convierten en un infierno en la tierra. Disfraces, rituales, espíritus, brujas, monumentos, leyendas, sorpresas… cada país tiene su tradición y nosotros se lo contamos. ¿Están preparados?

1. Edimburgo (Escocia)
Si quieren entrar en otra dimensión y estremecerse de miedo con historias de intriga, terror y misterio, su ciudad es Edimburgo. Como ya les contamos en ‘Cómo celebra Europa la noche de Halloween’, los orígenes de esta tradición milenaria están anclados en la civilización celta.

Noche de brujas con fantasmas, paseos nocturnos y misterio. Costumbres que se han conservado con el paso del tiempo, y de las que podremos disfrutar en el Castillo de Edimburgo (embrujado), la Mary King´s Close o el Cementerio de Greyfiards

2. Praga (República Checa)
Otra de las ciudades donde pasarán un Halloween diferente es en Praga, uno de los territorios más misteriosos del viejo continente. La arquitectura gótica de sus edificios y monumentos confiere a la ciudad y a sus calles un ambiente fantasmal.

Podremos visitar el  Ghost Museum Prague, donde se recrean leyendas y mitos espectrales, así como el tétrico Museo de la Tortura, del que lo más probable es que salgamos temblando. Los que no tengan suficiente y busquen experiencias más extremas, les recomendamos visitar el famoso Osario de Sedlec, una pequeña capilla que contiene entre 40.000 y 70.000 esqueletos humanos. ¡Terrorífico!

3. Londres (Inglaterra)
Londres siempre ha sido la ciudad cosmopolita por excelencia, pero no se olviden que en ella también se esconden los más sanguinolentos personajes. Si se consideran unos valientes podrán pasear por los mismos barrios en los que actuaba Jack el Destripador o el sanguinario Sweeney Todd.

Y si les gusta más la intriga y el misterio, les proponemos una visita al London Eye, que en Halloween se transforma en una academia de brujas donde conocerán las historias más sorprendentes. También pueden optar por un crucero embrujado por el Támesis o visitar “The London Dungeon” (la mazmorra de Londres).

4. Bran, Transilvania (Rumania)
No se entiende una noche de terror sin vampiros. Y decir vampiros supone trasladarnos a la ciudad de Bran, en Transilvania, el hogar del Conde Drácula.  Por ello, esta ciudad es una perfecta excursión para celebrar Halloween en Europa.

Recorrer los pasillos y las estancias donde el personaje de Bram Stocker mataba a sus víctimas todavía hoy es posible. Además, también podrán visitar otras zonas como el Castillo de Poenari y el de Hunya, relacionados con Vlad el Empalador, que fue el personaje real que inspiró el vampiro más famoso de la historia.

5. París (Francia)
Seguro que muchos de ustedes nunca se habrían imaginado que París pudiese estar incluida en esta lista, pero si quieren disfrutar de aventuras siniestras, la ciudad de la luz también se las ofrece.

Para los que se atreven a sumergirse en el mundo de los muertos, de manera literal, las catacumbas son su mejor opción. Una red enorme de túneles que recorren las calles de esta ciudad y guardan los restos de 6 millones de personas nos harán estremecernos de miedo. Las paredes de los túneles están llenas de huesos y se respira un ambiente frío, húmedo y escalofriante. ¡Tengan cuidado!

6. Belfast (Irlanda)
Irlanda del Norte es considerada como la cuna de Halloween y, por esta razón, celebran un Halloween de verdad, absolutamente espeluznante. Se piensa que fue aquí donde se realizaban ritos alrededor de las hogueras para ahuyentar a los espíritus. Y así lo deben pensar también en Belfast, una ciudad que les paralizará desde el 25 hasta el 31 de octubre.

Para disfrutar de Halloween podremos subirnos al “bus fantasmal”, recorrer cementerios sepulcrales y casas embrujadas o pasear en barca por el río de aguas opacas Lagan. También pueden acudir al maratón de cine de terror que se celebra todos los años. ¿Siguen queriendo visitar más ciudades?

7. Dublín (Irlanda)
Dublín, al igual que la ciudad irlandesa de Belfast, se transforma en Halloween en una ciudad negra, decorada con calabazas, velas y telarañas. Pero hay una celebración que la hace especial y diferente del resto de las ciudades europeas que hemos mencionado en este post. Es el desfile de Samhain Halloween Parade, que cada año tiene lugar en las calles dublinesas.

Bailarines, fantasmas, dragones, brujas, espíritus… cualquier disfraz es bueno para participar en esta colorida y divertida fiesta. Si son de los más tradicionales y les gustan las celebraciones tétricas, no se pueden perder la Hallowfest o la City Marathon.

8. Ámsterdam (Holanda)
Ámsterdam disfruta de una fiesta que no tiene muchos años de vida, pero que ha calado muy hondo en la población. El Festival de Halloween es más que un concurso de disfraces. En la noche del 31 de octubre se celebran conciertos, fiestas, maratones de películas de terror y paseos en bote.

Cada año se elige un tema alrededor del cual giran todas las actividades. Aquí, lo de disfrazarse no es pura diversión, es más que un arte. ¡Vivan la fiesta del inframundo en Ámsterdam!

Ya saben, en Europa la noche del 31 de octubre las ciudades se llenan de seres venidos del inframundo. Se representa la lucha entre el bien y el mal, la dualidad de la vida y la muerte. Pero no se olviden que faltan unos días para que los espíritus estén entre nosotros. ¡Prepárense a pasar miedo!