Algunos usuarios de nuestros viajes que ya han visitado Croacia nos dejan estos sabios consejos que queríamos compartir con ustedes:

-Hay autobuses constantes entre aeropuerto y Dubrovnik, no coger taxis. Hay dificultad para volver desde Dubrovnik hasta el aeropuerto, poco horario así que preguntad con tiempo en la oficina de turismo.

-No cambiar en el aeropuerto pues te aceptan euros en el aeropuerto.

-El mejor sitio para cambiar dinero es, sorprendentemente, el primer local de cambio que hay a la entrada de la muralla de Dubrovnik, en la calle principal y junto a la fuente.

-Pedir solo un plato por persona. En España solemos pedir entrantes pero allí los platos son enormes generalmente.

-Lo que pone en la carta es lo que te cobran, nada de otro IVA, servicio de cubierto, etc como en otros países.

-se conduce bien, el único problema son las carreteras y sobre todo las de montaña. Sólo hay una autovía y es de peaje pero nada cara.

-Se puede cruzaron el coche a las islas en Ferry pero no de isla a isla. Tales islas son enormes así que no os aconsejo calcular dos noches seguidas en distintas islas porque es agobiante.

-Para coger los ferrys con coche hay que estar 1,30-2 horas antes o te quedas sin sitio.

-Llevar sandalias cerradas porque las playas son maravillosas pero con piedras.

-En Zadar como máximo una noche porque la puesta de sol merece la pena.

-La zona de los vinos es maravillosa (Omis,Ston,etc).Comer ostras (tiradas y exquisitas) en Mali Ston (primer restaurante que da al mar con cristaleras porque los demás son menos auténticos y más caros).

Krka es una maravilla y puedes bañarte en las cataratas. Plitvice es increíble pero no puedes bañarte. En este ultimo parque natural hay tantísima vegetación que a veces llueve y bastante, así que buen calzado y un chubasquero plegable.

-En Hvar hay un pequeño pueblo llamado Jelsa que es precioso.

-Controlad donde están exactamente los hoteles porque , por ejemplo, en Korkula el nuestro estaba lejos y cuesta muchísimo encontrarlo entre tanta vegetación aunque mereció la pena porque estábamos en una cala increíble.

Split es genial. Una ciudad que lo tiene todo. Recomendable comer en un restaurante súper autentico y baratísimo que está en el puerto (de espaldas al mar, al final a la izquierda).En esa zona hay varios baratísimos, auténticos y de calidad.

-Trogir y Sibenik no son para morirse.

-El tabaco es mucho más barato.

-Una comida súper cara en un restaurante estupendo y con vino son como máximo 60€. Pensad que una pizza familiar (más grandes que aquí mil veces) vale entre 10 y 12€ así que podéis comer por nada de dinero y muy bien.

-No dejéis de probar los calamares porque son pequeñitos pero muy sabrosos.

-No olvidéis el pasaporte.

-Pasar la frontera de Bosnia no es nada,  ni te piden el pasaporte, no paran el coche ni nada.