Nos encontramos frente a ella y entendemos a la perfección por qué se trata de una de las Siete maravillas del mundo. Es portentosa y de dimensiones titánicas. Simplemente abruma. Se trata de la Gran Pirámide de Guiza, construida por Keops, faraón del antiguo Egipto. Grandiosidad que forma parte del conjunto de las pirámides de Egipto que no son sino las tumbas de los antiguos faraones Keops, Kefren y Micerino.

Otra monumental escultura es la Gran EsfGran Esfinge de Guizainge de Guiza ubicada en la ribera occidental del río Nilo, en la ciudad de Guiza, unos veinte kilómetros al sudoeste del centro de El Cairo. En esta histórica esfinge el paso del tiempo acecha en cada rincón. No hay más que ver cómo factores como el clima, el tiempo y la erosión se han ensañado con su nariz.

Nos encontramos en Egipto, la mayor civilización que ha conocido la Humanidad. Considerada Patrimonio Mundial, fuente de majestuosos yacimientos arqueológicos, conquistada por Alejandro, la misma que hechizó a Marco Antonio. El mismísimo Napoleón usurpó indebidamente algún que otro obelisco suyo. Y los ingleses apostaron por estas tierras de tal forma que pudieron crear una red ferroviaria y ocupar los anaqueles del British Museum.

Antes de emprender un viaje de este calibre como es Egipto, hay que formularse una pregunta muy importante: ¿se trata de un viaje cultural o de placer? Pues del mismo modo que Egipto nos puede cautivar y dejar con ganas de más, también nos puede dejar absortos. Sea cual sea el motivo de su viaje, nuestro catálogo de circuitos por Egipto cubre todas sus necesidades que harán de este un viaje inolvidable. Le vamos a relatar una serie de pinceladas sobre lo más imprescindible.

Comenzamos la expedición con las ya mencionadas Pirámides de Guiza, ubicadas en la periferia de El Cairo, la capital de Egipto y su ciudad más importante. Asimismo, con casi 20 millones de habitantes, es la ciudad más poblada de África. Las pirámides de Keops, Kefren y Micerinos cuentan con aproximadamente 5.000 años de historia. Complementamos la visita con una excursión por la ciudad de El Cairo.

Después nos decantamos por Karnak, situado en el centro de Luxor (antaño conocida como Tebas), un magnánimo conjunto de templos que se yergue como uno de los de mayor envergadura de la Antigüedad. Una visita sobrecogedora, sobre todo por la sala hipóstila y los grabados de sus enormes columnas. Si tienen ocasión decántense por una visita nocturna y disfruten del espectáculo de luz y sonido en sus ruinas. El acceso que encontramos por la avenida de esfinges es uno de los lugares con más encanto de Egipto.

Unido a Karnak por una avenida de esfinges o dromos y a poca distancia, nos topamos con el Templo de Luxor cuya puerta puerta principal se encuentra flanqueada por dos hermosos obeliscos.  Destacar que uno de ellos se encuentra ahora en el centro de la Plaza de la Concordia, en París.

 A orillas del Nilo nos encontramos el Valle de los Reyes, la necrópolis de Egipto, en donde casi todos los faraones del Nuevo Imperio fueron enterrados junto con sus pertenencias y tesoros más preciados. Se trata de una impresionante necrópolis excavada en la roca donde cada piedra puede decifrar aún algun misterio. Se sigue excavando con la esperanza de encontrar nuevas momias. Asimismo en esta misma orilla del Nilo, frente a Luxor, se levantan dos enormes estatuas de Amenofis III sentado. Luxor se encuentra a 700 kilómetros al sur de El Cairo. La ciudad, con casi 500.000 habitantes, vive basicamente del turismo y de la agricultura.

No debemos olvidar el Templo de Hatshepsut, bastión de la única reina de Egipto. Un hermoso complejo de terrazas, salas excavadas en la roca y rampas abiertas a la explanada de acceso. Nieta, hija y esposa de faraones, Hatshepsut fue una faraona pacífica, aún así llevó adelante varias campañas militares.

Otro de los templos a destacar es el Templo de Horus el cual está dedicado al dios Horus, uno de los mejores conservados de todo Egipto, y quizá el más importante tras el Templo de Karnak. Lo más representativo son las numerosas inscripciones egipcias que aparecen talladas alrededor de todo el recinto, las estatuas en honor al halcón Horus y las enormes columnas que sostienen el templo

Además destacar el Bazar de Khan el Khalil, un laberíntico y dispar bazar. Es el gran zoco de El Cairo donde encontraremos artículos muy diversos y la típica artesanía de la zona. Imprescindible el Museo Egipcio situado en el centro del El Cairo el cual alberga más de 120.000 objetos de gran importancia para la historia egipcia.

 Y si quiere irse con buen sabor de boca le recomendamos la Ciudadela de Saladino, uno de los complejos históricos más impresionantes de la ciudad de El Cairo. Entre sus impresionantes muros se encuentran siglos de historia egipcia, hermosas mezquitas y una impresionante vista de la ciudad.

 Y esto es, grosso modo, unas pinceladas sobre los lugares imperdonables de Egipto. Ni Las mil y una noches serían suficientes para conocer este fascinante país. Le invitamos a dar el primer paso.