Todos los años, por esta época, nos asaltan las mismas dudas acerca de la relación de nuestra exposición al sol y las consecuencias que ésta tiene ara nuestra salud. Por ello creemos que merece la pena recordar algunos conceptos que nos ayuden a pasar unas vacaciones en las que, además de romper con nuestra rutina de trabajo, nos prevengan de los efectos secundarios en la piel de una excesiva exposición al sol.

1. Evitando estar expuesto al sol durante las horas centrales del día cuando las radiaciones UVB son máximas.

2. Utilizar ropa adecuada, así como sombreros o gorras.

3. Utilizar filtros solares en aquellas partes de la piel que permanecen expuestas al sol. Los filtros solares con un índice de protección de 20 o superior y que protejan también de los UVA, nos protegen de una manera adecuada de estos efectos. No debemos olvidar que para que cumplan su función tenemos que aplicarnos cantidades suficientemente generosas del producto y repetir las aplicaciones cada dos horas.

4. Intentamos protegernos de vez en cuando y si no podemos lo pasamos por alto. Pero cualquier despiste por mínimo que sea puede resultar muy caro. Además, tendemos a pensar que solo es necesario usar el fotoprotector en la playa o en la piscina, pero nada más lejos de la realidad. El sol es el mismo en todos los lugares y debemos usar la fotoprotección siempre que estemos expuestos al sol, ya sea paseando, realizando cualquier ejercicio físico, en la playa piscina, montaña, etc.

5. Los niños, las personas mayores y las embarazadas necesitan un cuidado especial de su piel y deberían usar un FPS completo de forma usual.

6. No olvidarnos de otras áreas que no son la piel como pueden ser los ojos. Utilizar gafas de calidad que cubran el 100% de la radiación UV y el Azul del Visible.

7. Como protección adicional podremos usar la ropa y gorras y sombreros para la protección del cuero cabelludo. El cuero cabelludo también es un lugar propicio para la aparición de melanoma por lo que nunca deberemos descuidarlo.

8. Para la hidratación, además de la ingesta de líquidos, también es importante el uso de Aftersun después de la exposición al sol.