Róterdam o Rotterdam es una ciudad situada a 30 km del mar y al oeste de los Países Bajos, cerca de La Haya. Desde Mapaplus, le invitamos a visitar esta bella ciudad neerlandesa, ideal para hacer una escapada mientras visita Holanda, y por ello le mostramos una selección de los lugares más destacados o emblemáticos de Róterdam.

Se trata del edificio del Ayuntamiento de la ciudad, que fue construido a principios del siglo XX. De esta obra del arquitecto Henri Evers destaca su torre campanario, construida en piedra de arena y con una altura de más de 70 metros. A los pies del edificio encontrará el monumento a los caídos de la Segunda Guerra Mundial.

Conocido con el nombre de  Europoort (puerto de Europa), es el más grande de Europa y el segundo más grande del mundo. La situación estratégica de la ciudad pronto convirtió a este puerto, comunicado con el río Rin, en parada obligatoria para los barcos que atravesaban el mar del Norte, lo que provocó el desarrollo de grandes complejos portuarios y amplias zonas industriales.

  • Las casas cubo.

Es el mejor ejemplo de la arquitectura moderna de la ciudad. Las Kubuswonigen, se construyeron en 1984 y son obra del arquitecto Piet Blom. Estas casas están habitadas, pero si desea visitarlas, encontrará una que suele estar abierta al público hasta las 5 de la tarde.

  • Edificio Lápiz.

Es otro de los edificios más famosos de la ciudad. Es un bloque de pisos pegado a las casas cubo cuya forma recuerda a un lapicero, de ahí que se le conozca de esa manera tan particular.

  • Puente Erasmus.

Esta obra del arquitecto Ben van Berkal, que fue inaugurada en 1996 y tiene más de 800 metros de largo, lleva el nombre de uno de los vecinos más ilustres de la ciudad: Erasmo de Rotterdam.

  • Witte Huis.

La casa blanca es un edificio de 43 metros de altura y obra del arquitecto Molenbrock en 1898. En su época llegó a ser el edificio de oficinas más alto del mundo. Como dato curioso, decir que sobrevivió intacto a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Este edificio de 185 metros de altura se ha convertido en el más alto de Holanda. Esta torre de comunicación ofrece unas espectaculares vistas del puerto de la ciudad. Se puede visitar y subir en ascensor (el más rápido del mundo) hasta su piso intermedio.

  • El viejo molino.

Se encuentra a las afueras de Rotterdam, en una zona residencial. Una buena opción de visitarlo puede ser dando un pequeño paseo de unos 30-45 minutos desde el Puente Erasmus.

También puede visitar la ruta de los molinos de viento de Kinderdijk, una de las más conocidas de Holanda. Estas 19 impresionantes obras maestras fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997 como símbolo del ingenio y la tenacidad del pueblo holandés.

Rotterdam tiene muchas más cosas que ofrecer: museos, esculturas, lugares de ocio y una vida nocturna muy interesante.

No dude en visitar Holanda y sus alrededores, porque este país, sus lugares de interés y su cultura le cautivarán.