La perla del Danubio. Así es como se conoce a la ciudad de Budapest. Una ciudad de contrastes, de vida, de historia y que alberga numerosas curiosidades que conviene conocer antes de adentrarnos en ella.

La capital de Hungría fue el resultado en 1873 de la unión de tres ciudades: Buda, Pest y Óbuda. En la actualidad, esta unión viene marcada por la gran cantidad de puentes que encontramos y que conforman su paisaje más cotidiano. El más conocido y el primero que se construyó fue el llamado ‘Puente de las Cadenas’. Hasta ese instante los visitantes y habitantes de la capital húngara atravesaban el río en transbordador o lo hacían a pie cuando el curso fluvial estaba helado.

Viaja a Budapest con Mapaplus

Pero, si algo destaca en Budapest es su Parlamento, el tercero más grande del mundo, tras Rumania y Argentina, y el emblema de la ciudad. El interior está decorado con mármol y oro, y en él podemos encontrar 691 habitaciones. A principios del siglo XX, su construcción demostró el poder económico del país.

Sin duda, un lugar desde donde encontramos las mejores vistas panorámicas del Parlamento, del Danubio y de la ciudad es el ‘Bastión de los Pescadores’, situado en la colina del castillo. Se trata una terraza que destaca por su grandiosidad y su majestuosidad, y una de las visitas obligadas que nos trasladarán a un tiempo pasado de magia y fantasía, y en el que podremos recorrer calles adoquinadas, subirnos a torreones y asomarnos por sus murallas.

Pero ¿por qué este curioso nombre? Porque se trata de una fortaleza que fue defendida por los pescadores de la zona durante la Edad Media. Si impresionantes son las vistas que se nos ofrecen si lo visitamos durante el día, inolvidables son las estampas que encontramos durante la noche. La ciudad, ocupada por celtas y romanos durante sus primeros años de vida, se nos muestra de forma magistral increíblemente iluminada.

Parada imprescindible si queremos impregnarnos de la cultura y de la tradición húngara es el Mercado Central, una verdadera maravilla del Art Nouveau. Pasear por el interior de esta construcción puede resultar realmente fascinante. Hay tiendas que parecen verdaderos museos y que nos permiten bucear entre una gastronomía deliciosa.

Otro icono de la ciudad es la Plaza de los Héroes, una plaza rodeada de varias columnas que se alzan majestuosas sobre el Monumento del Milenio, con la tumba del soldado desconocido al frente. Si queremos pasar un día tranquilo y de relax, simplemente tendremos que cruzar esta extraordinaria plaza y visitar los jardines de la Ciudad, donde encontraremos el zoo, los baños termales de Széchenyi, el castillo de Vajdahunyad y varios lagos de ensueño.

Entre las zonas más populares de Budapest se encuentra el barrio judío que alberga la sinagoga más grande de Europa y la segunda más grande del mundo. La capital húngara, como estamos comprobando, es una ciudad de récords. A todo lo anterior, se une que tiene el mayor baño de aguas medicinales de Europa, la tercera iglesia más grande de Europa y el segundo mayor castillo barroco del mundo.

En Mapaplus le ofrecemos la posibilidad de conocer Budapest y muchos más lugares de la mano de nuestros guías. ¿Se anima?