Calles zigzagueantes y estrechas, casas tradicionales y arabescas, preciosos patios, bellos jardines, zocos bulliciosos y miradores donde dejar vagar la imaginación contemplando una magnífica puesta de sol. Mapaplus les ofrece la posibilidad de conocer Tánger, esa ciudad dónde es posible perderse unos días y desconectar de todo lo que nos atormenta.

En cualquiera de nuestros circuitos por Tánger visitará sus monumentos más espectaculares, pero sobre todo tendrá la posibilidad de pasear por sus calles, un auténtico laberinto de cultura y tradición, opuesto a lugares mucho más turísticos y agitados como Marrakech o Fez.

Un arco blanco de cemento, la puerta Bab el Fahs, les dará la bienvenida si entran en la Medina desde la plaza nueve de abril (su nombre se debe a la fecha de la independencia de Marruecos). Este lugar es un punto clave de la ciudad, ya que de aquí se accede directamente al Grand Socco donde podrán encontrar absolutamente de todo y para todos los gustos.

Plaza 9 de abril de Tánger

 

Ya en el interior de la Medina, una de las paradas obligatorias y una de las zonas más conocidas será el Petit Socco. Allí podrá impregnarse en la cultura tradicional tomando un té a la menta o jugando al backgammon en la terraza de un pintoresco café.

Si quieren continuar adentrándose en lo más profundo de esta ciudad árabe, no duden en visitar la zona de Kasbah, la parte más antigua, auténtica y genuina de Marruecos. Aquí si que les aconsejamos que vayan con tiempo, se trata de un lugar desordenado y donde resulta muy fácil perderse.

Saliendo por la puerta de Bab Erraha podrán disfrutar de una espectacular vista del mar Mediterráneo y del estrecho de Gibraltar. Cuando el tiempo lo permita podrán incluso atisbar España al fono. Son 35 kilómetros los que se paran este lugar de tierra española.

Completamos los lugares turísticos con el Teatro Cervantes, una joya de la ciudad, que fue construido en 1913 por Manuel Peña. Se dice que a este hombre le encantaba la zarzuela, así que le regaló a su mujer un lugar donde poder disfrutar en esta ciudad del mejor teatro. Romántico, ¿no les parece?

 

Catedral y Gran Mezquita 

Algo que seguro nos llama la atención será la Catedral de Tánger. ¿Cómo puede existir un templo cristiano en una ciudad árabe? Lo cierto es que, esta edificación es una muestra del paso de esta religión por la ciudad. Popularmente, se la conoce como la Catedral española y fue durante muchos años el punto más alto de la medina.

Cuentan que un rico catarí al llegar al puerto de Tánger quedó prendado con la belleza de lo que pensaba era una mezquita. Cuando se enteró de que en realidad estaba ante un templo cristiano, decidió construir justo a su lado un minarete más alto que el de la Catedral.

Y precisamente será la Gran Mezquita otro de los lugares imprescindibles de su visita. Es una de las más bellas de la ciudad, destaca por su color verde oscuro, y fue construida –como ya hemos explicado- para competir con la Catedral de Tánger.

 

Leyendas e historias a parte, hemos de reconocer que Tánger es una ciudad vibrante y colorida, y supone la mejor opción si se quiere conocer Marruecos desde España en poco tiempo.

La ciudad les ofrecerá todo lo que esperan y más, porque como dice un proverbio árabe: ”las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan”. ¿Se animan a visitar Tánger con Mapaplus?