Amberes, la Capital Mundial de los Diamantes. Así es conocida una de las ciudades flamencas más bellas del continente europeo. Es cierto, que Brujas o Gante muchas veces le roban el protagonismo que tuvo en tiempos pasados, pero quien conoce esta ciudad sabe que guarda muchos tesoros por descubrir.

Aún hoy en día, Amberes mantiene el encanto de su época dorada en la que fue centro del comercio textil y de diamantes. Quien ha visitado alguna vez Amberes, seguro que recuerda sus calles, sus gentes y sus monumentos mezcla de estilos y de épocas. Pasear por la que es la segunda ciudad en tamaño de Bélgica, resulta para el visitante un regalo que abre poco a poco con cada uno de los pasos que da sobre ella.

Si están pensando en pasar sus vacaciones en Europa, sin duda ésta tendría que ser una de sus paradas obligatorias. Amberes les atraerá desde el primer instante. ¡Les damos 10 razones para que se enamoren!

 

  1. Grote Mark. La Grote Markt adquiere un papel destacado como centro neurálgico de la ciudad durante las fiestas de Navidad. Durante el resto del año, esta Plaza Mayor es un ejemplo de las diferentes plazas del Flandes medieval. Está rodeada de casas gremiales y si algún edificio destaca sobre el resto, ese es el espectacular palacio del Ayuntamiento. Otro de los monumentos destacados es la estatua del centurión Brabo, que preside la plaza y que es símbolo de la ciudad.

Visiten Amberes con Mapaplus

  1. Casas gremiales. Uno de los encantos de Amberes son sus edificios gremiales, unas casas del siglo XVI y XVII con fachadas escalonadas de lo más sorprendentes. Cada una de ellas tiene una figura dorada, que hace referencia al gremio al que pertenece. Una de las que más llama la atención es la figura de San Jorge y el Dragón.
  1. Estación Central de Amberes. Conocida por sus dimensiones y por su imponente arquitectura como ‘El Templo del Mármol’, es una de las estaciones de tren más bonitas en el mundo. Fue construida entre 1895 y 1905, destaca por su cúpula de vidrio y hierro, y se erige como un templo en medio del Barrio de los Diamantes (ya que se encuentra ubicada en medio del distrito donde están la mayoría de tiendas de diamantes).

Estación Central de Amberes

  1. Museo Plantin-Moretus. Dedicado a la imprenta, ocupa un palacete del XVI, en el que se rinde homenaje a los impresores Christoffel Plantijn y Jan Moretus. Si pueden visitarlo, no solamente encontrarán incluye las dos prensas más antiguas del mundo, sino que también quedarán deslumbrados por su extensa y deslumbrante biblioteca.
  1. Catedral de Nuestra Señora. La de Amberes es la catedral gótica más grande de Bélgica. Pero el orgullo de los habitantes de la ciudad es su torre de 123 metros, y su carrillón, cuya melodía compuesta por el repicar de 547 campanas, se puede oír desde cualquier punto de la ciudad.
  1. Groenplaats. Al lado de la Catedral de Nuestra Señora, encontrarán esta linda plaza en la que podrán fotografiarse junto a la famosa estatua de Rubens. También les recomendamos realizar una parada para descansar en este lugar concurrido de cafés y restaurantes.
  1. Rubenshuis. Si son unos apasionados del artista flamenco, les proponemos la casa-taller donde Rubens pasó sus últimos 29 años de vida. En este museo se albergan entre otras cosas diez de sus obras y varios mobiliarios de la época.
  1. Museo Real de Bellas Artes. Se trata de un enorme edificio neoclásico en el que destacan una excelente exposición de obras de maestros flamencos de la talla de Van Eyck, Van Dyck, Rubens… Sin embargo, si tienen mucho interés en visitar este museo, les recomendamos que se informen primero sobre el estado de las obras de restauración, que está previsto que duren hasta 2017. Web oficial
  1. Stadsfeestzaal. Aunque no tengan pensando comprar nada en Amberes, este lugar es mucho más que un centro comercial. Hace más de 100 años, fue un gran salón de fiestas, donde se celebraban conciertos, exhibiciones, ferias del libro, teatro… ¡es impresionante!
  1. Castillo Steen. A unos minutos caminando desde el centro de la ciudad, se halla una de las visitas más interesantes: el Castillo de Amberes, rebautizado por Carlos V como Het Steen (La Roca) y considerado como el edificio más antiguo de la ciudad. Aunque anteriormente llegó a ser una fortaleza y una prisión, hoy es la sede del Museo de la Marina. De este lugar, también llama la atención la estatua del gigante Wapper, que atemorizaba al pueblo en tiempos medievales.

 

Dulce y acogedora. Así es esta asombrosa ciudad. En Mapaplus ponemos a su disposición una gran cantidad de circuitos por Bélgica en los que se incluye Amberes. ¡No se la pierdan!