Si Milán es conocida por algo es por ser uno de los centros mundiales de la moda internacional. Sin embargo, la ciudad italiana es mucho más que esto. Es arquitectura, es arte, es historia, es bullicio y es tradición. En Mapaplus queremos que conozcan aquellos lugares que no pueden faltar en su visita a la ciudad y mostrarles los tesoros que esconde.

Cierto es que no la podemos comparar las mágicas Roma o Venecia, o con la deslumbrante Florencia, pero Milán no tiene nada que envidiar a estas otras ciudades. Todas ellas tienen un encanto que las hace especiales y únicas. ¡Descubran con nosotros las cosas que puede ofrecernos la bella Milán!

  1. Catedral de Milán. Es la joya de la ciudad, su emblema, su imagen y su símbolo. El Duomo es una de las iglesias más impresionantes y bellas de Europa. Con 157 metros de longitud y espacio para más de 40.000 personas, es también una de las catedrales católicas más grandes del mundo.

De su aspecto exterior destaca su apariencia blanquecina y sus torres coronadas por estatuas. Como curiosidad, sepan que el punto más alto del templo es la estatua de cobre dorado, conocida como la Madonnina, que corona y mira a los milaneses desde lo alto.

Si nos adentramos en la Catedral quedaremos maravillados con su físico estilizado y amplio, sus largas columnas de mármol que llegan hasta el techo y con los cuadros que representan diferentes escenas religiosas.

Catedral de Milán

  1. Galleria Vittorio Emanuele II. Conocida también como el Salón de Milán, esta Galería comercial fue diseñada en XIX y en ella se encuentran las tiendas más exclusivas y famosas de la ciudad como Prada, Gucci o Louis Vuitton, además de elegantes y agradables restaurantes, como el histórico Café Biffi, fundado en 1867 el más antiguo de Milán)

Lo que seguro llama su atención es la bóveda de vidrío que cubre el cielo milanés y las dos arcadas perpendiculares que se cruzan formando un octágono. La Galería conecta dos de los más famosos monumentos de Milán: el Duomo (del que ya hemos hablado) y el Teatro de La Scala.

2. Galleria Vittorio Emanuele en Milán

  1. Teatro de La Scala. Se trata de uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. De hecho, en este lugar se han estrenado importantes óperas a lo largo de la historia, como Otello y Nabucco de Verdi, o Madame Butterfly de Giacomo Puccini.

La sobriedad exterior está en consonancia con su interior, cuya belleza sigue asombrando a los visitantes. Como curiosidad, sepan que todas las funciones que se interpreten en La Scala deben terminar antes de la medianoche; por lo que las óperas más largas deben comenzar más temprano.

  1. Castillo Sforzesco. A 15 minutos caminando desde el Teatro de La Scala se encuentra el Castillo Sforzesco, una fortaleza del siglo XIV que en la actualidad alberga algunos de los mejores museos de Milán. Destacan entre otros la Pinacoteca, el Museo Egipcio, el del Mueble o el del Arte Antiguo.

Pero si no les interesan los museos, les aconsejamos que entren a conocer el extenso patio central del castillo, abierto al público y cuya entrada es gratuita.

  1. La Última Cena de Leonardo Da Vinci. La última de las visitas indispensables si visitan Milán es la iglesia de Santa Maria delle Grazie, donde se encuentra una de las pinturas más famosas del mundo: La Última Cena de Leonardo da Vinci.

Si tienen un interés especial por ver este mural original, sepan que es necesario reservar las entradas con bastante antelación. Las visitas se realizan en grupos reducidos cada 15 minutos.

Y ustedes, ¿han estado en Milán con Mapaplus? ¿Les gustó la ciudad? ¿Qué más cosas recomendarían ver o hacer?