Atractivos innumerables concentrados en un lugar privilegiado. Esto es lo que ofrece el Principado de Mónaco, pequeño estado independiente y soberano situado al pie de los Alpes, sobre la costa mediterránea, que permite disfrutar de muchas horas de sol, hacen de este remanso privilegiado un lugar de acogida de gran renombre. Verdadera encrucijada internacional de las artes, los deportes, las letras y los negocios. Los palacios, de gran tradición, ofrecen a sus huéspedes el lujo refinado de la “belle epoque”. Siempre hay un momento en Mónaco en el que la magia acaba guiando sus pasos.

El Principado de Mónaco es uno de los estados más pequeños de Europa y se compone de diferentes barrios que es necesario conocer para orientarse. Fontvieille y su pequeño puerto están al oeste, al lado de Mónaco Ciudad donde se encuentra el Palacio Principesco en el famoso “Rocher”, luego se encuentra La Condamine, más lejos LarvottoMontecarlo está en el corazón del principado, encaramado en la altura, el barrio da al mar.

Mónaco, pequeño estado al pie de los Alpes

Casino de Montecarlo

 

Lugar de paso obligado para cualquier visitante, el famoso Cuadrado de Oro se sitúa aquí. Este pequeño perímetro agradable de visitar y ver, reúne alrededor de la plaza del Casino, el Hotel de París (el primer hotel de Mónaco), el Café de París donde venimos a enterarnos de los cotilleos del momento…

Todos los años, los aficionados de la Fórmula 1 se reúnen en el descenso que conduce a la curva más cerrada del Gran Premio de Mónaco. Rebautizada “curva Fairmont” por la presencia del hotel epónimo, los más afortunados – y los más pudientes – disfrutan de unas vistas magníficas del frenado de los coches desde las diferentes habitaciones acondicionadas para la ocasión.

 

 

 

Enlaces de interés:

Mónaco

Montecarlo

Consulta  nuestros catálogos MapaPlus