Como todos los años por estas fechas Alemania y en concreto Munich se visten con sus mejores galas para celebrar la Oktoberfest. Una excusa como otra para visitar una ciudad repleta de innumerables atractivos y protagonista de innumerables historias a todos los niveles. Su casco antiguo, construido alrededor de la espectacular Marienplatz, cuenta con edificaciones como el Neues Rathaus, el Ayuntamiento Nuevo, de estilo neogótico y dotado de un reloj de carillón único, o la Peterskirche, la iglesia más antigua de la capital.

Antes de hablar de esta fiesta por todos conocida, nos gustaría hacer algo de turismo con ustedes. Para ello nos detendremos en la zona centro de Múnich para admirar su paisaje digno de inmortalizar en imágenes. Tras ello se puede cruzar desde la Estación Central de Ferrocarriles (Hauptbahnhof) en dirección este, pasando por Karlsplatz y Karlstor (Puerta de Carlos) que entre 1319 y 1791 sirvió de puerta de entrada a la ciudad amurallada. Luego se continúa por la zona peatonal y comercial hasta la Plaza de María (Marienplatz) que desde la fundación de la ciudad es el centro geográfico y social. La preside el Nuevo Ayuntamiento (Rathaus) de estilo neogótico con su famoso carillón.

A pocos pasos se encuentra la Catedral de Nuestra Señora (Frauenkirche), uno de los íconos de la ciudad, con sus dos torres de 99 metros de altura que resultan visibles desde varios kilómetros a la redonda, gracias a una ley que impide construir edificios más altos que la catedral en el casco urbano y parte de las afueras. Un par de cuadras al sur está el mercado de alimentos (Viktualienmarkt) que en sus orígenes fue un tradicional mercado de campesinos, siendo hoy día un mercado muy popular entre los amantes de la buena comida.

Otros centros religiosos con una destacada arquitectura son la Iglesia de San Miguel, y la Peterskirche que es la iglesia más antigua de la ciudad y que cuenta un mirador. También esta la Theatinerkirche St. Kajetan, iglesia con torres de color dorado y una cúpula verdosa.

La ciudad cuenta con varios parques entre los que se destaca el Jardín Inglés (Englischer Garten), es el parque central de la ciudad atravesado por el arroyo Eisbach. Es uno de los parques, dentro de una ciudad, más grandes del mundo. También son importantes del Palacio Real de Múnich (Residenz) en el centro neurálgico de la ciudad, así como el del Palacio de Nymphenburg, antigua residencia de verano de los reyes de Baviera.

Disfrute de oktoberfest con MapaplusY como decimos no puede dejar de acercarse al campo conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa) para disfrutar de la Oktoberfest. Miles de ciudadanos llegados de todas las partes del mundo, esperan con ansias la llegada de los propietarios de las tiendas, llamados Wirte, con la que oficialmente se da apertura al evento.

Junto con ellos, aparecen encabezando un monumental desfile el alcalde de Múnich y un personaje que representa al Münchner Kindl, figura que aparece en el escudo oficial de la ciudad, seguidos por ostentosas carrosas cargadas con barriles de cerveza.

Tras el recorrido, el alcalde, a las 12:00 p.m., abre el primera barril de cerveza y se escucha el multitudinario grito “O ‘zapft is!”, que significa “Ya está abierto”, seguido de doce disparos de salva de cañón. Esta señal, la última y anhelada por los consumidores, significa que pueden empezar a probar cuanta bebida quieran.

En este punto de la celebración, con música y trajes exóticos, los bebedores empiezan a degustar la cerveza creada especialmente para la ocasión. No cualquiera puede ser servida, solo aquella que cumple con ciertas características como el volumen de alcohol (mínimo 6%) o que haya sido fabricada dentro de los límites de la ciudad de Munich.

¿Han visitado alguna vez Munich en esta época?